Preguntas frecuentes

Respuestas a sus preguntas sobre Neurofeedback

¿Qué es el Neurofeedback?

La neurorretroalimentación es una forma de entrenamiento con biorretroalimentación que utiliza el electroencefalograma (EEG) para entrenar el cerebro.

Una vez que se adquiere un QEEG de una persona, se crea un protocolo de entrenamiento individualizado basado en su actividad cerebral. Este protocolo de entrenamiento básicamente pide al cerebro que cambie de alguna manera.

Por ejemplo, si una persona tiene un exceso de actividad beta alta en el lóbulo temporal derecho, el protocolo de entrenamiento recompensará al cerebro cuando reduzca esa actividad en esa zona problemática concreta. Utilizando un ordenador y el condicionamiento operante, el estímulo se utiliza como recompensa. Para el entrenamiento con los ojos abiertos, se utiliza un vídeo.

El audio y la imagen del vídeo se activan y desactivan, recompensando al cerebro cuando sus ondas cerebrales adoptan el patrón solicitado, y se desactivan y silencian cuando el cerebro vuelve al patrón al que está acostumbrado.

Esta modulación se produce a un ritmo muy rápido. A medida que avanzan las sesiones, las nuevas vías neuronales se solidifican en el cerebro.

Para más información, lea el artículo completo titulado  Qué es la neurorretroalimentación

¿En qué tipo de enfermedades puede ayudar el Neurofeedback?
TDAH
Depresión
Ansiedad
Trastorno de pánico
TBI
TEPT
Esquizofrenia
Trastorno obsesivo-compulsivo
Demencia
Problemas de sueño
Entrenamiento de alto rendimiento
Entrenamiento cognitivo para ejecutivos
Entrenamiento cognitivo para personas mayores
Entrenamiento cognitivo para jóvenes
Entrenamiento cognitivo para deportistas
¿Cuánto dura cada sesión?
Cada sesión dura aproximadamente una hora. Consiste en ayudar a colocar el capuchón, comprobar si los electrodos tienen las conexiones adecuadas entre el capuchón y el cuero cabelludo de la persona.

A continuación, hay 30 minutos de entrenamiento de neurofeedback con los ojos abiertos utilizando un vídeo, seguidos de una cantidad igual de tiempo de entrenamiento con los ojos cerrados utilizando una compilación de tonos de audio.

¿Cuántas sesiones necesito?
Nuestros especialistas cerebrales han desarrollado algoritmos específicos que permiten predecir el número de sesiones necesarias.

La mayoría de los alumnos responden a 10 sesiones. Los resultados individuales se basan en la precisión de la formación, el número de centros que necesitan formación, la duración de la formación y la capacidad de aprendizaje del alumno.

¿Cuánto se tarda en ver y notar los resultados?
Por lo general, se requieren entre 10 y 40 sesiones, siendo la media de 20 sesiones.

Cada 10 sesiones, o al final del tratamiento, se realizará un Qeeg de seguimiento. Se comparará con el Qeeg anterior para comprobar la mejoría.

¿Cuánto duran los resultados?
Por lo general, los resultados obtenidos con la Neuropráctica son duraderos.

Algunos estudios han demostrado que los individuos que aprendieron el entrenamiento cerebral asistido por ordenador fueron capaces de demostrar cambios en las ondas cerebrales incluso después de diez años.

Los resultados varían y algunas personas necesitan revisiones de vez en cuando.

¿Qué es una evaluación neuropráctica?
La neuropráctica es una técnica de aprendizaje que trabaja sobre el sistema nervioso central para promover la autorregulación, el equilibrio emocional y ayudar a la curación, utilizando una interfaz ordenador/humano para moldear las ondas cerebrales hacia un patrón más adaptativo.
La técnica se ha utilizado con éxito en decenas de miles de clientes.

NeuropracticTM es una técnica educativa basada en dos principios, la calibración de la actividad cerebral y la reconexión con la vida. La técnica se desarrolló a través de la experiencia del Dr. Starr con más de veinte años en los campos de la salud mental y la neurociencia.

NeuropracticTM tiene en cuenta todos los factores que pueden causar sufrimiento y ayuda al individuo a recalibrar su sistema nervioso y a reconectar consigo mismo y con su entorno.

La evaluación se basa en el electroencefalograma cuantitativo, pruebas de rendimiento cerebral y nuestros detallados cuestionarios.

¿Qué es un QEEG?
Un electroencefalograma cuantitativo (Qeeg) es el análisis de un EEG recogido y convertido a formato digital.

Los resultados del análisis se denominan mapas cerebrales. Estos mapas permiten al clínico detectar variaciones sutiles en la actividad del cerebro que pueden pasar desapercibidas en un EEG tradicional.

Las variaciones sutiles de las ondas cerebrales pueden evidenciar un problema subyacente que puede evaluarse y tratarse.

¿Qué es un electroencefalograma?
Un electroencefalograma (EEG) es la medición de patrones eléctricos en la superficie del cuero cabelludo que reflejan la actividad cerebral.

Estos patrones suelen denominarse ondas cerebrales. El EEG suele utilizarse para detectar problemas en la actividad eléctrica cerebral que pueden estar causados por trastornos cerebrales.

¿Cuál es la diferencia entre un EEG y un QEEG?

La diferencia entre los dos es simple, es la "q". Un EEG estándar registra las ondas cerebrales que muestran la actividad eléctrica cerebral de una persona. Los datos del EEG suelen representarse mediante líneas onduladas y ondulantes sobre un papel, que son interpretadas por un clínico. Mientras tanto, un Qeeg utiliza análisis complejos para comparar estas ondas cerebrales con diversas bases de datos para ayudar a detectar posibles anomalías Un análisis Qeeg nos permitirá crear mapas cerebrales de la actividad eléctrica cerebral de la persona. Esto permite al clínico detectar posibles irregularidades que no se ven en un electroencefalograma normal.

Para saber más, lea el artículo; EEG frente a QEEG

¿Cómo se realiza un QEEG?
El Qeeg es un procedimiento totalmente no invasivo. Se coloca un gorro con electrodos de EEG en la cabeza de la persona. Cada gorro tiene 20 sensores de electrodos alineados en distintos lugares para recoger una actividad eléctrica específica.

Se pone una pequeña cantidad de gel conductor en cada sensor para garantizar una conexión clara entre el electrodo y el cuero cabelludo de la persona. Una vez comprobada la conexión entre el gorro y el cuero cabelludo, puede comenzar la exploración.

El cliente se sentará en una silla tranquilamente durante unos minutos con los ojos cerrados y luego otros minutos de grabación con los ojos abiertos. Durante este tiempo, el ordenador registra y guarda la actividad eléctrica del cerebro. El proceso completo dura 15 minutos.

¿Duele el QEEG?
No, el cliente no sentirá nada. El gorro no es invasivo, sólo lee la salida eléctrica del cerebro. Se puede comparar con un termómetro que toma la temperatura.
¿Qué ocurre después de la adquisición del QEEG?
Una vez adquiridos los Qeeg, los escáneres se envían a los médicos para que los procesen y eliminen artefactos como parpadeos y movimientos de la cabeza. Una vez finalizado el postprocesado, los médicos elaboran protocolos de entrenamiento de Neurofeedback específicos para cada cliente.

El Doctor realizará entonces una videoconferencia en directo con el cliente, revisando el Qeeg inicial y explicando los hallazgos, así como los razonamientos para el protocolo específico de Neurofeedback que va a ser llevado a cabo por nuestros Sintonizadores Cerebrales.

¿Con qué frecuencia y/o consecutividad debo programar mis sesiones de entrenamiento?
Las claves del éxito en la recalibración cerebral son la precisión, la duración y la frecuencia del entrenamiento. Nuestros alumnos obtienen grandes resultados con un entrenamiento diario de hasta una hora por sesión. Algunos optan por entrenar dos veces al día para obtener mayores beneficios.
¿Qué se siente al realizar un Neuropractic Braintuning?
Durante el Braintuning se lleva una gorra con diecinueve sensores colocados estratégicamente alrededor de la cabeza. No se transmite corriente eléctrica al cerebro.

La sintonización cerebral es un proceso de aprendizaje. Algunas personas dicen sentirse más alerta o tranquilas después de una sesión. Los resultados suelen notarse entre una y cinco sesiones.

¿El Neurofeedback revierte los trastornos psiquiátricos?
No. La neuropráctica es una herramienta educativa que trabaja directamente sobre el cerebro y el sistema nervioso central para recalibrar las ondas cerebrales y ayudar a la eficiencia cerebral.

Como resultado de la Neuropráctica, los alumnos afirman sentirse más tranquilos, equilibrados, centrados, descansados y atentos. La Neuropráctica no puede tratar ni diagnosticar ningún trastorno psiquiátrico, ya que se basa en la observación y no en las ondas cerebrales. No existe ningún paralelismo.

La neuropráctica no es una técnica médica, es una herramienta educativa que ayuda a enseñar al cerebro a trabajar de forma más eficiente.

¿Es segura la neurorretroalimentación con medicación?
Es seguro participar en Neurofeedback mientras se toma medicación. Sin embargo, ciertos medicamentos psicoactivos pueden impedir el entrenamiento de Neurofeedback y es óptimo estar libre de medicación al comenzar un curso de Neurofeedback. En concreto, los medicamentos que deprimen el sistema nervioso central o afectan a la memoria pueden alterar negativamente el proceso de Neurofeedback. Estas medicaciones incluyen Benzodiazepinas y Opioides. Dejar la medicación no es una opción para algunas personas. En estos casos, se puede encontrar una solución. Una vez que el cerebro ha alcanzado un patrón eléctrico más estable, algunos medicamentos pueden reducirse de forma segura con la supervisión del médico que los prescribe.

La neurorretroalimentación no es una forma de "librarse" de la medicación. Es una herramienta para reducir los síntomas. Si se reducen los síntomas, se puede reducir la medicación y mejorar el funcionamiento. Una proporción significativa de nuestros clientes son capaces de interrumpir su medicación.

¿Es seguro el Neurofeedback para los niños?
El Neurofeedback es seguro para los niños, pero la edad y la madurez son factores importantes a tener en cuenta. Hemos visto a niños de tan solo tres años responder favorablemente al Neurofeedback.

La edad óptima en la infancia para el Neurofeedback es alrededor de los siete años. A esta edad, el cerebro ha alcanzado un nivel de madurez y estabilidad. Antes de esta edad, hay un gran desarrollo cerebral y, por lo tanto, una ronda de entrenamiento con éxito puede no durar tanto como lo haría en un adulto. A los adolescentes les va especialmente bien el Neurofeedback.

Ya tienen conocimientos informáticos y comprenden que el ordenador puede ayudar a su cerebro a funcionar mejor. Los niños más pequeños y los adolescentes tienden a tomar menos sesiones porque sus cerebros más jóvenes aprenden más rápido.

¿Cuál es la mejor manera de preparar a su hijo para una sesión?
La mayoría de los niños y jóvenes disfrutan con el Neurofeedback y no necesitan ninguna preparación adicional. Algunos clientes jóvenes tienen graves problemas de procesamiento sensorial y puede que no les guste tener un gorro de EEG en la cabeza.

Es mejor sensibilizar a estos niños con un gorro de baño o de ducha antes de las sesiones para que se sientan cómodos con algo en la cabeza.

¿Tiene efectos secundarios el Neurofeedback?
Los efectos secundarios pueden evitarse con una técnica adecuada. Por eso es tan importante determinar la experiencia de su profesional.

¿Tienen un título clínico en salud mental? Si la respuesta es negativa, yo saldría corriendo. Las personas sin formación profesional específica en salud mental no tienen nada que hacer en este campo sin la supervisión adecuada.

Cuánto tiempo llevan haciendo Neurofeedback y si están certificados por alguna organización internacional que exija algún estándar de práctica. En Norteamérica la organización se llama The Biofeedback Certification Institute of America y en Europa está la Biofeedback Federation of Europe. Estos organismos certificadores tienen estándares éticos, prerrequisitos y exámenes.

Hay varias empresas que ofrecen Grados de Neurofeedback por correo si usted paga el precio. Para minimizar las posibilidades de efectos secundarios, cuente con un clínico con experiencia.

¿Qué son las ondas cerebrales?
Accedidas y analizadas mediante tecnología digital, estas mediciones reflejan principalmente la actividad eléctrica cortical u "ondas cerebrales".

Algunas ondas cerebrales se producen a frecuencias más rápidas, o velocidades de onda; otras son bastante lentas. Los nombres clásicos de estas bandas del EEG son delta, theta, alfa y beta y se identifican según su frecuencia, que se mide en términos de repeticiones por segundo, también llamadas ciclos por segundo (cps) o hercios (Hz).

¿Qué ocurre una vez terminadas mis sesiones?
Una vez completado el paquete de formación del cliente, éste se reunirá con uno de nuestros médicos para revisar los resultados de su formación.

La revisión repasará todos los mapas cerebrales tomados durante el entrenamiento para comparar dónde están las diferencias del cerebro del cliente al principio del entrenamiento y dónde están después del entrenamiento.

A continuación, el médico y el cliente consultarán si más neurofeedback sería beneficioso o no para el cliente.